08/03/2023

Catorce trabajadoras y la tortuga Catalina educan y atienden a un centenar de niños en la escuela infantil municipal

ESCOLA INFANTIL MUNCIPAL DE BARBADÁS. De esquerda a dereita Pilar, Sonia, a concelleira de Educación e Cultura Marga Pérez Fernández, a directora Laura Díaz Atanes e a cociñeira Elena 28/02/23. Foto Rosa Veiga

Los meses de marzo y abril son los establecidos para la matrícula de niñas y niños de 3 meses a 3 años en la escuela infantil municipal, que cuenta con poco más de cien plazas para pre-escolares, que serán cuidados, atendidos y educados por un equipo de 14 trabajadoras y la tortuga Catalina, mascota del centro.

ESCOLA INFANTIL MUNCIPAL DE BARBADÁS. O SAPOCONCHO "CATALINA"
ESCUELA INFANTIL MUNCIPAL DE BARBADÁS. TOROTUGA “CATALINA” 28/02/23. Foto Rosa Veiga
  • La escuela municipal abrió en el  2003 de forma privada. El ayuntamiento la ofrece como servicio público desde 2012 en la calle  Ensino, la misma en la que están la Policía Local y uno de los colegios abiertos en el ayuntamiento.

 

  • Las familias que ya tienen a las niñas y niños en la escuela infantil, tienen este mes de marzo para renovar la plaza, mientras que el mes de abril será para las primeras matrículas.

EScola infantil Concello de Barbadás

  • La concejala de Educación Margarita Pérez Férnández (que también es responsable de las áreas de Cultura y Comercio) y la directora del centro, Laura Díaz Atanes, nos explican las características y horario de este servicio municipal que, desde el actual curso 2022-2023, es gratuito para todas las familias.
    “En todas las escuelas infantiles, tanto públicas como privadas, el servicio es gratuito, salvo el comedor, que para cada familia es un coste, siempre bajo, que paga por un baremo que asociado a la renta familiar”, detalla Marga.

 

  • La atención se extiende desde las 7,30 hasta las 20,30, aunque cada pequeño/a puede estar un máximo de 8 horas. “Incluso hay niños que comen en la escuela, son recogidos por sus padres para esa siesta de después del almorzar, y los traen de nuevo para finalizar a tarde, porque es una manera de intentar conciliar los horarios laborales de los adultos con la atención a los hijos en la casa”, explica Laura.

 

  • En el cotidiana, en las aulas de la escuela trabajan 7 educadoras, con otras 3 de apoyo y 2 más que lo hacen por la tarde (cuando hay menos niños en las instalación). Un total de 14 personas trabajan para educar, atender, alimentar y mantener la limpieza del centro, y todas cogen vacaciones en el mes de agosto, único en el que cierra sus puertas.

 

  • Desde 2012, la tortuga Catalina es un habitante más de las aulas. Varias generaciones de niñas y niños jugaron con ella, y le dieron pinchos de comida para verla moverse y nadar en su pequeña piscina.

 

Cien pequen@s cada año

  • Antes del verano se finalizará el proyecto de sombrear el patio con tejidos en forma de verla de barco. “En este momento hay toldos para resguardar del sol pero si el verano es muy caliente, unas telas que hagan más sombra serán ideales para pasar mejor ese tiempo en el exterior, junto con la ampliación de la zona verde que permitirá que las niñas y niños disfrutar más”, relata Marga.

 

  • Cada año se cubren todas las plazas que oferta, que este año fueron un ciento. Las actividades que desarrollan van desde las de bienvenida, juegos, bailes, trabajos con fichas, y muchas al aire libre, en el patio.
ESCOLA INFANTIL MUNCIPAL DE BARBADÁS. PATIO 28/02/23. Foto Rosa Veiga
ESCUELA INFANTIL MUNCIPAL DE BARBADÁS. PATIO 28/02/23. Foto Rosa Veiga
  • El patio cuenta con un gran espacio limitado por vegetación en pared vertical, ocupado por algunos juegos de parque infantil y un naranjo, muy apropiado para actividades con las familias.
    “Esperamos recuperar esas dinámicas pues la implicación de los padres es fundamental y así lo me los hacía antes de la pandemia, cuando las familias preparaban juntas los disfraces para el Carnaval, igual que nos encuentros de otras fechas especiales como Navidad y magosto, en las que hay visitas, como la de Mickey Mouse, y encuentros con las niñas y los niños”, recuerda Marga.

 

  • Ahora, según Laura, la intención es ir recuperando esas actividades familiares, y sacarle más partido a las instalaciones, muy amplias y vistosas.
    Volvieron también las salidas y visitas fuera de la escuela, como las que llevan a los niños de 3 años hasta los colegios de Barbadás, en los que se escolarizarán en el próximo curso, o hacia biblioteca, o al parque de los Patos”, explica.

Atención muy personalizada

  • También se ocupan de que los bebés hagan una transición progresiva y cómodo desde la comida semilíquida o papas, hacia comida sólida, además de entrenarlos en el abandono progresivo de los pañales, en la tarea de vestirse solos o  de comer de manera autónoma.

 

  • Antes del actual curso, cuando las escuelas infantiles suponían un coste para las familias, el ayuntamiento subvencionaba la  estancia en una privada, para las niñas y niños que quedaban en lista de espera en la escuela municipal.

 

  • El equipo incluye el trabajo de una nutricionista, que trabaja estrechamente con la cocinera Elena, para elaborar y preparar menús completos, sanos y equilibrados. Entre los platos del día, suele haber alimentos con formas moldeadas por Elena para que  sea más atractivo para los pequeños.

 

  • Y si alguna madre escoge la opción de que los biberones de su pequeño sean lo más semejantes posible a la amamantarlo, “puede sacarse su leche y traerla para que se lo pongamos en los biberones de cada día”, resalta Laura.
ESCOLA INFANTIL MUNCIPAL DE BARBADÁS.  AULA DE OLALLA 28/02/23. Foto Rosa Veiga

Noticias en las futuras actividades

  • Marga, cuenta las ideas que barajan para el futuro o los proyectos extra-escolares que fueron retrasados para poder cumplimentar las medidas sanitarias por la pandemia. Habla con entusiasmo de talleres de masajes relajantes para los bebés, contando con las madres y padres, la compra de nuevo material, y el arreglo del patio, entre otros.

 

  • Todas las mejoras son posibles, según Marga, porque el equipo de este servicio público trabaja dando un trato a niñas y niños “excepcional y vocacional”.

 

  • De la época de restricciones sanitarias queda el uso de los patucos de plástico para las visitas y la limpieza continua de las manos.
ESCOLA INFANTIL MUNCIPAL DE BARBADÁS. PATIO 28/02/23. Foto Rosa Veiga
ESCOLA INFANTIL MUNCIPAL DE BARBADÁS. 28/02/23. Foto Rosa Veiga
  • En las imágenes, varias aulas de la escuela infantil municipal, también de Catalina, el comedor, el patio y la cocina con Laura.

 

  • En la imagen de cabecera está un reflejo  de las trabajadoras. De izquierda la derecha Pilar, Sonia, la concejala Marga, la directora Laura y la cocinera Elena.

Educación/Formación, Noticias, quiérelovívelo

CONTENT.1719006727

SINGLE.1719006727