26/11/2020

La “Estrella” de los pimientos de Barbadás

Emprendimiento en Barbadás

Imaxen de Estrella de Barbadás
  • En los barrios de A Cal, Fornos, Rosario e Regueiro llevan al menos 50 años con el cultivo, selección y transmisión de semillas y trabajos de una huerta muy variada, propia de Barbadás.

 

  • Los padres y los suegros de Estrella Freire eran “rianxeiros” como ella. La madre, Dolores de A Cal y el padre Jesús “el canario” de Fornos, le dejaron un oficio y todo tipo de semillas. Con ellos aprendió a cultivar y vender pimientos, remolachas, lechugas, tomates, cebollas blancas, ceboletas… Y su padre ya había aprendido que su madre y tías.

  • “Comencé en las ferias con 18 años, justo después de sacar el carné de conducir, porque me gustaba tratar con las personas e ir a vender”,  recuerda.

 

  • Después comenzó a ayudar también en las tareas del cultivo en invernaderos y hace 20 años que se encarga ella de todo, ahora que ayuda de un de sus hijos. Hizo cambios como automatizar el sistema de arroyo, introducirlo cultivo de la cebolla roja y diversificar la producción de pimientos.

 

  • En toda esta zona se cultivaron siempre los pimientos propios de Barbadás, y así los conocen en todas las ferias, porque son más dulces y tienen la piel más fina que las otras variedades habituales”, detalla.

 

  • Son el producto que más vende en Monforte, Escairón, Sober… y cada año selecciona las mejores semillas para mantener ese sabor y aspecto diferente que hacen que su planta sea más solicitada de la huerta, junto con la cebolla blanca, también de herencia familiar.

 

La huerta da trabajo todo el año.

  • Las plantas de cebolla blanca que vende Estrella, dan cosecha hasta abril, frente a otros tipos de cebolla más habitual que solo se pueden coger hasta diciembre.  Esa larga capacidad de producción y el sabor dulce son las llaves  su éxito.

 

  • Las parcelas que dedica a las plantas de huerta están al lado de la casa en la que nació, y en la que tiene espacios sin luz ni humedad especiales para las semillas, y otros con mesas para hacer salsa de tomate, y mermeladas con claudias, naranjas y peras, en otoño.

 

  • En su continua adaptación al comprado de “ rianxo”, lleva tres años sin utilizar insecticidas convencionales y lucha contra las plagas con “tierra de diatomeas”, inofensiva para personas y mamíferos.

 

  • La pandemia le dio ánimo para intentar la venta por internet, pero el transporte de los plantones resultó ser complicado por su pequeño tamaño y fragilidad…

 

  • En otoño e invierno vuelve la calma. Rianxeiros y rianxeiras de Barbadás preparan las tierras y los primeros plantones de cebolleta. Desde sus invernaderos y riegos  saldrán plantas de huerta para muchas ferias de toda Galicia.

Noticias, Promoción económica, quiérelovívelo

CONTENT.1631900176

SINGLE.1631900176