27/12/2021

Mani Moretón fotografió en Piñor toda la obra de Antón Faílde, Acisclo Manzano y otros artistas

Sociedad en Barbadás

Mani Moretón en Concello de Barbadás
  • En Piñor, tras el Campo de Roma, vive desde hace 30 años el fotógrafo Mani Moretón. Llegó allí desde Ourense en la búsqueda de un lugar donde vivir y tener un estudio espacioso en el que poder fotografiar grandes obras de arte, en el que pudiera entrar una furgoneta y una grúa.

 

  • “Hicimos casa aquí y con una lona montaba en el exterior un estudio natural precioso, y todo resultó muy cómodo; en él fotografié las esculturas de Luis Borrajo, las obras de Jaime Quessada, de José Luis de Dios, de Enrique Ortiz…toda la obra de Faílde y de Acisclo Manzano … y me refiero a fotografiar, por ejemplo, piezas de 300 o 400 kilos, de acero cortén, de granito…”

 

  • Fue también la época brillante de la empresa Gallos de Barbadás, y Mani fotografió de aquella todas las piezas de cerámica, además de productos de bodegas de toda Galicia. “Era mi trabajo”, recuerda, ahora que lleva jubilado algo más de un año.

 

  • Antes de Piñor, vivió en Barcelona, en el Ribeiro, Entrimo… “Esta de Piñor es la décima casa que tengo, en un lugar maravilloso y muy cerca de Ourense”. De hecho, baja continuamente a la ciudad próxima, la media hora a pie por el camino de Barxa, al lado del riachuelo que va hacia el barrio de Vistahermosa. “Ahora hacer ese camino a pie es correr riesgo continuo de atropello porque está asfaltado y pasan coches”.

 

  • Tamén sale a diario que su perra Tina, a mastín, hacia San Benito de Cova de Lobo y la peña del Tangaraño pero también ahí comienza a encontrar atrancos por la presencia creciente de motos de trial en el monte.

 

Todo Faílde en su cámara

  • Una exposición de la obra de Faílde tuvo el empuje del ayuntamiento de Ourense en 2008, para conmemorar el centenario del nacimiento del escultor. Mani Moretón fotografió en ese momento toda la obra en piedra, barro, mármol, bronce y madera para el catálogo que acompañó a la muestra.

 

  • Fue el comisario de la exposición y escribió en el libro que las piezas eran de los años 50 a 70 del pasado siglo, “en un tiempo dificultoso para la libertad y para la creación”.

 

  • Según su texto, Faílde “busca los motivos para su obra en su entorno, originando una manera propia de interpretar los sentimientos universales e irá evolucionando, cuanto más, al integrarse en la tertulia en el que están Risco, Gómez del Valle, Otero Pedrayo, Trabazos, Xocas, Ricardo Outeririño, Tomás Bóveda, López Cid, Ferro Couselo, Santiago y Carlos Vázquez, Alvarado, Gimeno, Huete, Conde Corbal, Prego…. Gente que fue quien de asentar ambiente de vanguardia en esta ciudad”…

 

  • Por su parte, la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Ourense “Antonio Faílde” (EASD) conmemoró en 2007 su 30 aniversario con el libro “El escultor que escuchó la música de las piedras” editado por la Xunta de Galicia, con las fotografías de Mani. En esos años cuadraron así varias exposiciones con el respaldo de su trabajo fotográfico.

 

Mani Moretón en Barbadás
EL FOTÓGRAFO MANI MORETÓN  BRASA EN SU  CASA DE PIÑOR. San Lourenzo de Piñor (Barbadás) 22/12/21

Todo es Patrimonio alredor

  • Recuerda otros trabajos como los que lo llevaron durante 3 años hacia Ribeira Sacra, tras la primera propuesta presentada para su declaración como Patrimonio de la Humanidad por el Grupo Francisco de Moure . Con sus fotografías se publicaron libros como “Persoas que pintan a paisaxe”  editado por la Xunta de Galicia, “Cromatismo divino” alrededor de la iglesia de Santa María de Nogueira de Miño (Chantada) con textos de Xosé Lois García  y otros.

 

  • En sus 42 años de trabajo, además de experimentar con todo tipo de cámaras (incluso una de fotografía submarina de varios kilos de peso) hizo muchas fotografías del patrimonio que pervive en la raya de Ourense con Portugal. “En esos espacios se crearon castillos, refugios … y se conservan fuentes, labores agrícolas, hoyos de lobos, patrimonio maravilloso hecho, en ocasiones, con esfuerzo sobrehumano y ciclópeo, ahora olvidado y derribado en parte”.

 

  • Comenzó a fotografiarlo hace años y lo fue dejando. “Habría que seguir con ese tema”, reflexiona.

 

  • En el Patrimonio más próximo a él, destaca los paisajes naturales de Barbadás, como la zona que recorre que su perra y el Couto Louredo, y lamenta no poder disfrutarlos todos por la imposibilidad de caminar sin sobresaltos en algunos de ellos.

 

  • Este fotógrafo científico sigue con sus cámaras, a un ritmo diferente del laboral, y su curiosidad lo lleva, en este momento, a enfocarse en las lecturas y documentación histórica que tiene desparramada por su casa.

Noticias, Promoción económica, quiérelovívelo

CONTENT.1642899565

SINGLE.1642899565