19/07/2022

Montse Merino y su Casa Baubo implantan la musicoterapia en el Hospital psiquiátrico de Piñor

Emprendimento en Barbadás

Montserrat Meriño, musicóloga no hospital de Piñor. Casa Bauba. Barbadás xuño 2022 Foto Rosa Veiga

Un convenio firmado por el Sergas hizo posible que Montse Merino comenzara en 2020 a poner en práctica dos proyectos musicoterapia a través de las redes sociales y con soporte de familiares.

  • La jefa del servicio de Atención al Paciente y Humanización Belén Piñeiro se puso en contacto conmigo y a partir de ahí, la directora del equipo de psiquiatría de Piñor, Chus Gómez, hace un año que cuenta con mi trabajo con personas ingresadas en el hospital psiquiátrico de Piñor”, explica Montse. El proyecto era comenzar antes, pero la pandemia lo impidió.
  • Según la musicoterapeuta ourensana “somos sistema nervioso” y “la música, sonidos e improvisación favorecen la conexión y comunicación de todo lo que somos, pues hacer música y cantar activan vías internas, fisiológicas, y actúan también sobre nuestra comunicación y socialización”.

 

  • Considera que la aparición de las redes sociales permiten “contar mucho” pero el mayor efecto de ellas en la comunicación “es lo deterioro de la escucha”. “Se ponen en el primer plano hablar y expresarnos, pero no se trabaja la escucha”, añade.

 

  • En ese campo, el de la escucha, el espacio de musicoterapia “favorece la opción de escuchar” y no se precisan requisitos para estar en él, “puede venir quien quiera bajo supervisión del equipo médico, y cada quién que venga como quiera porque lo que hacemos es utilizar la voz y los instrumentos de manera que los pacientes tienen espacio y abanico de herramientas para escoger cómo expresarse
    Montserrat Meriño, musicóloga no hospital de Piñor. Casa Bauba.
    Montserrat Merino, musicoterapeuta en el hospital de Piñor. Casa Baubo. Barbadás, junio 2022 Foto Rosa Veiga

Una pieza artística en cada sesión

  • En el espacio de musicoterapia que ofrece el hospital de Piñor, Montse establece la improvisación como manera de trabajo y en cada sesión; los participantes hacen una pieza artística “que va asentando en ellos, y los elementos que aportan van quedando para ser utilizados en la siguiente sesión”, detalla.
    Trabajar la improvisación teatral, musical o artística en general,  hace que se active el trabajo personal para solucionar problemas vitales. Ese trabajo “es fundamental para las personas que solo tienen un plan para la vida, y lo pasan fatal cuando ese plan cae, algo que es habitual”.

 

  • El espacio de musicoterapia, para la musicoterapeuta, es un “pacto con seres más sensibles y sin recursos para gestionar su genialidad, frente a la situación de otros artistas que tuvieron la suerte de encontrar un camino para expresarse en el que reciben aplausos”, finaliza.

 

  • Las sesiones hospitalarias de musicoterapia en Piñor son cada jueves, después de la merienda.Hacemos otra aparte, en el lugar fuera del hospital donde se fuma”, y en ese espacio Montse quiere recuperar las ideas de “atardeceres, fiestas y encuentros dialécticos improvisados para hacer música”, relata. En esas sesiones extra, tipo “jam sesion” participan, en alguna ocasión, estudiantes de musicoterapia de Portugal, Valencia, Cataluña o Madrid.
    Montserrat Meriño, musicóloga no hospital de Piñor. Casa Bauba. Barbadás xuño 2022 Foto Rosa Veiga
    Montserrat Merino, musicoterapeuta en el hospital de Piñor. Casa Baubo. Barbadás junio 2022 Foto Rosa Veiga

La musicoterapia en Galicia

 

  • En 2017 se celebró en Galicia el Congreso anual de Musicoterapia de España con apoyo del  colectivo gallego presidido por Montse.
    Queríamos hacer realidad el proyecto de organizar el primer congreso gallego de musicoterapia, que ya estaba previsto en 2005, para celebrarlo en Ourense con la asistencia del músico, médico y musicoterapeuta italiano Gianluigi di Franco, que ya ha fallecido.
    “Era mi referente, junto con Tony Wigram y no llegamos a tener el congreso”, recuerda Montse.

 

  • Los proyectos de musicoterapia trajeron a Montse de nuevo a Ourense, donde había comenzado en 1993 como fundadora de la Escuela Municipal de Música del ayuntamiento lindante con el de Barbadás. Tras  su paso como directora de la Escuela de Música de Santiago de Compostela en los primeros años 2000, organizó en Ourense, en 2013, el Primer Seminario Internacional de Improvisación de Jazz y Musicoterapia , al  que siguieron otras ediciones.

 

  • También en Galicia, y en los últimos años en Valencia, dio empuje desde Casa Baubo  a la formación de musico-terapeutas con un Curso Universitario de Introducción al modelo Musicoterapia Científica Aplicada, que lleva varias ediciones. En este momento busca sede en la provincia de Ourense para un maestrazgo de Pedagogía Musical durante fines de semana  dirigido a profesores, estudiantes y personas con curiosidad  en este campo.

Noticias, quiérelovívelo

CONTENT.1660775995

SINGLE.1660775995